EducaciónMéxico

Hace 18 años se formó el Consejo de Normalización y Certificación de Competencias Laborales CONOCER, como una medida necesaria y casi imperativa del Gobierno mexicano de fortalecer su sector productivo y mercado laboral para sobrevivir ante la creciente y devoradora globalización, la cual empezaba a derribar las barreras de la distancia, aduanas, tiempos y productividad impulsada por las nuevas tecnologías de la información y cambios en los modelos productivos tradicionales, que cambiaban de paradigma para orientarse hacia la calidad y alto desempeño del capital humano.

Los Sistemas Nacionales de Competencias tienen su origen en Gran Bretaña, que concebían y pretendían atacar la brecha existente entre los perfiles de puesto requeridos por las empresas y las formaciones educativas con las que egresaban los educandos. Por lo que se dieron cuenta que debían alinear no solo los conocimientos propios de la actividad, sino que debían integrar en la formación educativa las habilidades psicomotoras para que las personas pudieran desempeñarse eficazmente y finalmente desarrollar actitudes, destrezas, hábitos y valores que formaran el buen ser de las personas con comportamientos éticos y sustentables que agregaran un valor significativo en su labor. En términos prácticos, entre mas preparación holística posean los trabajadores y cuenten con mejores tecnologías e insumos para producir, se requerirá menos tiempo para producir los bienes y servicios elevando considerablemente la calidad y productividad.

La falta de interés de los patrones para dar cumplimiento armónico al artículo 153-A de la Ley Federal del Trabajo referente a la obligatoriedad de brindar capacitación a su personal porque lo ven como un costo y no un beneficio, han ocasionado que la productividad laboral en nuestro país se encuentre estancada y que los bienes y servicios tengan una baja diferenciación utilizando muchas horas trabajadas para ello. Mientras que una persona en México trabaja 2 mil 257 horas al año (43 en promedio por semana), en Alemania se registra un promedio de mil 356 horas (26 horas semanales).

Es de carácter obligatorio que todos los actores políticos, económicos, sociales y educativos en México den una mayor importancia al aprendizaje con enfoque de competencias ya que la tendencia de las grandes firmas trasnacionales como Apple, Google o Netflix es contratar personas con competencias específicas certificadas probadas ya que la gran mayoría de las universidades, a excepción de algunos institutos tecnológicos, no enseñan las habilidades que los líderes empresariales necesitan más en su fuerza laboral y que no hay nada en cualquier trabajo que realmente requiera de un periodo de formación de 4 años.

Podemos encontrar un sinnúmero de variables causales del problema que enfrenta México en términos de crecimiento y desarrollo con relación a países de “primer mundo”, lo cierto es que, si como actores económicos activos de la sociedad no buscamos los medios para formarnos, capacitarnos y certificarnos en competencias laborales que se encuentran validadas por grupos de expertos del sector educativo y laboral (en tanto no se adopte este enfoque desde la educación básica a todos los niveles educativos), el futuro de un México competitivo y más aún el anhelo de una mejor calidad de vida para nosotros y nuestras familias seguirá en un “SUEÑO PLATÓNICO”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario